Desde hace años estoy comprometida con el medioambiente e intento utilizar productos ecológicos en mi día a día para aportar mi granito de arena para hacer de este un mundo mejor (o al menos, no peor)

Desde pequeña he “mamado” ecologismo y sostenibilidad ya que mi hermana estudió ciencias ambientales y desde antes de que la gente reciclase de forma “habitual” nosotros ya separábamos todos los residuos. Sí, soy de las que da clases de cómo y dónde reciclar cada cosa.

Productos ecológicos en mi día a día

Desde hace unos años he intentado tomar consciencia de los productos que generan más residuos perjudiciales para el medio ambiente e intento buscar alternativas un poco más sostenibles. En este post te cuento algunos de los cambios de los que más orgullosa estoy:

Copa menstrual

Hace como 6 o 7 años que abandoné las comprases y los tampax para empezar a utilizar la copa menstrual. La primera copa menstrual me la regaló mi hermana y fue de Meluna y desde entonces siempre he utilizado esa marca.

Yo utilizo la S, aunque también tengo la M, aunque como mi flujo no es muy abundante la S me va genial.

Fue todo un descubrimiento porque además de un gran ahorro gané en comodidad, seguridad y tiempo. Y, si nos ponemos místicas, hasta empecé a ver la menstruación de una forma diferente, hice las paces con mi regla y sangrar empezó a no ser tan malo.

Jabones y geles

Hace varios años que probé los champús sólidos de @lushspain pero me parecían algo caros y no acababa de encajarme. Ahora tengo un gel exfoliante y una crema hidratante para la ducha que me regalaron en navidades y los olores son orgásmicos. Me gustan bastante pero es cierto que se ha puesto en duda lo comprometidos con el medio ambiente que está la marca y, además, siguen viviendo en botes de plástico (aunque puedes devolverlos).

Desde hace unos dos años utilizo los champús y geles sólidos de @mutumalaga, de esta forma estoy apoyando al pequeño comercio y, además me van genial. Mis favoritos son el champú Zahorí (amarillo para pelo seco) y el gel maya (súper hidratante). Aunque es verdad que también he probado otros, como el de carbón activo que utilizo para la cara o el de cerveza pero no huele tan bien como el gel maya.

También en verano empecé a utilizar un acondicionador para el pelo llamado Musgo y aunque no me “encanta” deja el pelo genial.

El champú en seco me encanta y su uso no es nada “complicado” ni incómodo. Sin embargo para las pastillas de jabón sólido para el cuerpo, no me era tan cómodo y empecé a utilizar una especie de
esponja, como una funda, y me es cómodo y práctico. Aquí tienes en Amazon la esponja que utilizo.

Ahora tengo por estrenar un jabón antimosquitos y una pastilla de crema hidratante y calmante, preparado para el verano en Mallorca, que los mosquitos están al acecho siempre.

Cepillo y pasta de dientes

También tengo el cepillo de diente de bambú y pasta de dientes de Ben&Anna. La pasta de dientes aún no me convence 100% pero el cepillo es como otro cualquiera, puedes encontrar más suave o más duro.

Discos desmaquillantes reutilizables

Desde la cuarentena casi no me maquillo, pero tengo desde hace unos años discos desmaquillantes reutilizables. La única pega es que con depende qué pintalabios luego cuesta lavarlos y que queden bien blanquitos.

Productos ecológicos para bebés

Una de las cosas que me preocupa de cara ser madre soltera y a tener un bebé en casa es todos los residuos que suponen los cientos o miles de pañales que se utilizan, y había pensado en pañales reutilizables de estos de tela, con unas toallitas que sí se tiran.

No conozco a nadie que los haya utilizado así que me encantaría que me contaseis si los habéis utilizado o que otros productos sostenibles utilizais para vuestros bebés.

¡Os leo en los comentarios y por Instagram donde os cuento mi día a día!