Miedo, es una sensación que a todas nos invade en algún momento. Pero creo que especialmente cuando damos el paso y vamos caminando por el proceso de reproducción asistida. Ser madre soltera por inseminación artificial, ¿deporte de riesgo? Un poco.

Ser madre soltera por inseminación artificial

Siempre he tenido claro que quería ser madre y lo de soltera, me parecía la opción más posible y más factible. Así que decidir que quería ser madre estando soltera no fue un “trauma” ni algo decidido porque “no me quedaba otra”.

Eso sí, todo parece mucho más fácil desde fuera. Cuando te das cuenta de todo el proceso, todas las esperas y todo el tiempo entre prueba y prueba al final tienes muchos ratos para pensar, darles vueltas y tener miedo. También de escuchar a otras personas y sus procesos, muchas veces demasiado largos o demasiados intentos fallidos.

Ya he hablado hace unas semanas de miedos, pero cuánto más se acerca el día de la inseminación, más miedos tengo.

Miedo a la reproducción asistida

Uno de los miedos que me empezó a invadir cuando me creé la cuenta de Instagram @quierosermamasoltera y empecé a conocer a gente que estaba en el mismo camino que yo: ser madre a través de técnicas de reproducción asistida, empecé a ver que no todo era tan fácil y empecé a tener miedo a cosas que antes no había imaginado: el miedo a no quedarme embarazada, a tener problemas de fertilidad, a tener abortos espontáneos, a tener problemas en el parto…

Si ya todos esos problemas son duros para una pareja heterosexual que se puede quedar embarazada de manera natural, en el caso de madres solteras, lesbianas o parejas heterosexuales con algún problema… se hace mucho más duro.

Entre intento e intento pasan meses, hormonas, dinero, cambios emocionales… y un sin fin de historias por las que espero no tener que pasar, pero que ahora he visto que es posible.

Soy una persona positiva pero reconozco que el estar en contacto con tantas mujeres que les ha costado tanto tiempo quedarse embarazadas o que tras muchos intentos siguen sin haberlo conseguido, hace que me tiemble todo el cuerpo.

Miedo a ser madre

Y si a todos estos miedos les sumas los miedos típicos de ser madre, o madre soltera y autónoma… pues todo es peor. No me preocupa el ser una mala madre pero si me preocupa el tema económico, no poder llegar a final de mes…

También tengo pavor a que pasase algo, no quiero pensar en ello pero oyes tantas cosas… que me da mucho miedo que algo fuese mal, enfermedades, accidentes… pero es algo que no puedes evitar y que pensarlo solo hace que vivas con miedo toda la vida.

¿Cómo lleváis todos estos miedos a ser madres por reproducción asistida? ¿Os sentís igual que yo?